viernes, 23 de febrero de 2018

El Arte de Vivir 74

El Arte de Vivir  74
El tema del  sentido y el sin sentido
Conversan  Aldonza Lorenzo(Dulcinea)y Sancho Panza.

Sancho acababa de entregar  a  Aldonza  la carta de Don Quijote
¿Leíste la carta?  Preguntó Dulcinea.
 El jefe  me la hizo  aprender de memoria, pero , por favor, me la lees de nuevo, contesto Sancho-
Dulcinea la lee. Se la nota  confundida, entre queriendo  reírse  y sentirse halagada.

CARTA DE DON QUIJOTE A DULCINEA DEL TOBOSO
Soberana y alta señora:
El ferido de punta de ausencia y el llagado de las telas del corazón, dulcísima Dulcinea del Toboso, te envía la salud que él no tiene. Si tu fermosura me desprecia, si tu valor no es en mi pro, si tus desdenes son en mi afincamiento, maguer que yo sea asaz de sufrido, mal podré sostenerme en esta cuita, que, además de ser fuerte, es muy duradera. Mi buen escudero Sancho te dará entera relación, ¡oh bella ingrata, amada enemiga mía!, del modo que por tu causa quedo: si gustares de acorrerme, tuyo soy; y si no, haz lo que te viniere en gusto, que con acabar mi vida habré satisfecho a tu crueldad y a mi deseo. Tuyo hasta la muerte.

 No entiendo nada , pero es la cosa  más alta que jamás he oído, dice Sancho.
Esto no tiene sentido , exclama  Aldonza, El señor Quijano no me conoce. O se  está burlando de mí, o está    mal  de la cabeza.
No sé mucho de eso del sentido , dice Sancho, pero el sin sentido  debe ser como  andar con  paraguas en  un desierto.   Yo que conozco a Don Quijote,  sé que el se siente    un caballero, con la armadura   de  sus bisabuelos, su  pobre caballo y…su amada.
Entonces , la carta tiene sentido para él, dijo Aldonza.  Me dí cuenta  que por un tiempo  andaba enamorado de mí,  tal vez algo le quedó y me metió en esta locura de   ser caballero.
Si , tiene el sentido de…  algo con sentido para mi amo, expresó Sancho Lo que pasa es que no tiene sentido para ti.
Tú tienes sentido para mí , dijo Aldonza, pero…con ese amo.. si  empiezas a hacer  cosas extrañas como  ponerte a gobernar  algo…
Sancho pensó un momento ,luego, replicó: Puede tener sentido  para mí ...y para   los gobernados.
Un tiempo después , Sancho le contó a Dulcinea  que  Don Quijote había dicho de ella:
—Ella pelea en mí y vence en mí, y yo vivo y respiro en ella, y tengo vida y ser .
 A Dulcinea se le humedecieron los ojos.



jueves, 22 de febrero de 2018

El Arte de Vivir 73

El Arte de Vivir 73
 El suplicio de Tántalo.
 La expresión ha quedado, tal como “El toque de Midas “,entre las frases  del  diario  convivir que denotan vivencias límites o próximas a ello .
 El suplicio de  Tántalo es, tal vez ,el mejor  título de un mito, que, como el de  Icaro,  apunta a la exaltación.
 No puede negarse  que  expresa , también,  una gran frivolidad, pero,  tal vez,  cabe ponerlo en  un primer lugar en  el terreno de un tipo especial de  vivencia de  exaltación. La  que ,  en alta “egoemia”,  en inusitada exaltación, pretende  identificarse con lo divino, olvida nuestra finitud.
 Tántalo, según algunos  hijo de  Zeus y de la ninfa Putu, solía compartir  con  los dioses .
Con una actitud , que algunos asocian  a Prometeo, se sentía  movido y capaz de engañarlos y ,en un son  muy  poco prometeico, se jactaba  de su intimidad con  los seres superiores.
Las informaciones  sobre  su vida  difieren ,como  suele  ocurrir en todo el ámbito de la mitología . Sin embargo , todas  convergen   acerca de un fondo  de ofensas a los  dioses y un espantoso castigo  a consecuencia de ello.
Las principales ofensas fueron:
 a) Haber difundido  los amoríos de Zeus  con una mortal.
b)  Ser  el autor   del robo  de un perro de oro del mismo dios.
c) Haber querido engañar  a los dioses dándoles  de comer  a su propio hijo,  muerto, descuartizado   y hervído….
Esta falta es la que emerge  como la metáfora  de la insensibilidad más  completa,  de alguien cegado por el afán  sin límites de igualarse a los dioses , por una exaltación  de alcanzar el nivel de lo sublime  sin  consideración por los medios,  ni,por el lado pragmático, la  posibilidad de ser descubierto.
 Deseoso de  impresionar  a los dioses  con algo novedoso para comer que pudieran apreciar a la par que  el néctar y la ambrosía, Tántalo  , los invitó a comer  y , sin mayor  duda o culpa, mató a su hijo Pélope, lo descuartizó  y pretendió engañar a sus  visitantes, presentando un plato  muy especial, propio de su talento culinario .
 Dioses al fin, los homenajeados , por clarividencia o algún  dote propio de su condición, se dieron cuenta  del engaño y no probaron  el manjar que se les  presentaba. Sólo  hubo una excepción. Demeter , muy complicada por el rapto de Perséfone, alcanzó a comer el hombro izquierdos antes de darse cuenta de lo sucedido.
 Zeus  hizo que  Tántalo  muriera  con un  contundente  golpe de una  piedra en su cabeza y  ordenó su traslado al Tártaro, el lugar de los  grandes castigos en el infierno, el Hades.
 Al mismo tiempo, Pélope  fue devuelto a la vida, mediante una habilísima  reconstrucción  de su  cuerpo y  un toque de magia ontológica.  Hubo comprensión con Demeter que aportó un hombro de marfil para  completar  la operación.
En el Tártaro es donde  Tántalo recibe un castigo eterno.  Fue amarrado a una rama de un árbol frutal  en el lago  del Tártaro.El su plicio consistía  en que no podía satisfacer los deseo  básico  de  beber y comer .
 Cuando la rama se acercaba al agua  y  el preso estaba  a punto de beber, el nivel del lago  bajaba  y sólo quedaba   un fondo de barro .  Al acercarse a los duraznos, plátanos, las  manzanas del tipo del jardín  de las  Hespérides y las naranjas propias de las famosas medias  naranjas, un viento  inmisericorde las elevaba y  hacía  las frutas inaccesibles.
  Tántalo es el símbolo de un deseo desmesurado, imperioso, exaltado, aparentemente  próximo a cumplirse, siempre frustrado   por  el no considerar los límites de la condición humana, variable del arte de vivir imposible de  desconocer.
    


miércoles, 21 de febrero de 2018

El Arte de Vivir 72

El Arte de  Vivir 72

El Sentido y los Sueños

Unamuno
La vida no es sueño. El más vigoroso tacto espiritual es la necesidad de persistencia en una forma u otra. El anhelo de extenderse en tiempo y en espacio.

Unamuno
De razones vive el hombre, de sueños  sobrevive.

Karl Jaspers
Para mi  que quien no sueña un rato todos los días se le eclipsa la estrella que puede brillar en todo quehacer  y en cada día de nuestra vida.

Los sueños
La  tensión entre  sueño y realidad  se asemeja y s e diferencia de la  que ocurre en relación con cómo se vive la ambigüedad .

Desde la salud integral, desde el nuevo paradigma, importa la utopía concreta, el integrar sueño y realidad. Ello, implica  legitimar el sueño del dormir  y apreciar  el sueño  despierto   en la medida  que  es  horizonte , que  se asocia con  finalidades  y proyectos.

Desde el desarrollo personal , desde el paradigma  vigente, los dos  tipos de sueños son puestos en los márgenes, son ajenos, son presuntamene amenazantes para la diosa eficiencia.

 Por ende, en general ,se repara en ellos   cuando se trata de que no perturben determinados   logros, o cuando   la atención en ellos ,la terapia   por medio de ellos ,  prmitiría   tener algunas ventajas, ser eficiente.

El Sueño despierto como bien lo señala Bloch(El Principio Espeanza) nos conecta con la vivencia de esperanza.

El sueño del dormir, apunta a la multidiversidad de la realidad, al destronamiento de la razón. A la realidad  multidimensionalidad en que tienen su lugar el misterio y la paranormalidad, la jornada diaria  y el proyecto de vida, lo poético y lo prosaico, el yo autónomo  y la pertenencia, lo conciente y lo inconciente.

En Malasia existe “el Pueblo de los Sueños”, como se conoce  a los Senoi.   Los habitantes le dan una gran importancia  a los  sueños. Los cuentan. Los tienen en consideración. Las  autoridades   discuten  y toman medidas sobre los más importantes.Quien agrede en sueños, pide  disculpes por su conducta  .


El resultado es una buena convivencia con bajos índice de crominalidad y de problemas de salud mental  asociados a la convivencia.

martes, 20 de febrero de 2018

El Arte de Vivir 71

El Arte de Vivir 71
El Sentido
La Ambigüedad

Sobre la consideración de la vida

 La ambigüedad

Nada está construido en la piedra. Todo está construido en la arena. Pero debemos construirlo como si la arena fuese piedra.
Jorge Luis Borges

¿Cómo puede el hombre rechazar la ambigüedad si es una  de la formas de la vida?
 Thorton Wilder

El arte de vivir  es inseparable  del sentido del propio vivir,  el experienciar aquello inefable  de estar en la vida, a su vez casi identificable con el sentido de la vida.

Hay un sentir  la vida sin distancia, desde  dentro, sin juicio, con sentimiento, con voluntad. Hay un sentirse fuera, distanciado,  con vivencia de vacío. De sin sentido.

En el ser humano diferenciado, desarrollado,  aparece la multidimensionalidad , el estar en la vida y el  poder mirar a la vida ,el darse  conducción, el ver la complejidad y elegir entre diversas opciones la que aporta más a la vida.

En el curso del desarrollo personal  emerge  el tema, el desafío de la ambigüedad, parte de  la vida, compatible con el compromiso con la vida.

Un rasgo  importante  del autoritarismo es la intolerancia  a la ambigüedad. Una señal de creatividad es tolerar las instancias ambiguas,  mientras cristaliza  la visión creadora.

 Es un tema de la salud integral, discernir y tolerar las situaciones ambiguas, en un programa, en un proyecto de vida  de creatividad  humanizadora.